Blog

Taller Roca Negra: Retrospectiva de Federico Assler

junio 12, 2017 Juan Vera y Arantza vera

Taller Roca Negra: Retrospectiva de Federico Assler

Federico Assler Brown, escultor. Nació en Santiago, Chile, el 24 de abril de 1929.

Definió su carrera artística en 1956, luego de estudiar arquitectura por dos años en la Universidad Católica de Valparaíso donde recibió lecciones de Hans Soyka. Se inició en los talleres de dibujo de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile.

Aunque llegó a destacar con sus primeros trabajos como pintor, su interés por los problemas impuestos por la creación de obras en volumen, lo llevaron a la escultura a mediados de la década de los sesenta.

En forma paralela a su quehacer artístico, Federico Assler se ha desempeñado en distintos cargos como profesor de escultura y paisajismo y como director del Museo de Arte Contemporáneo de la Universidad de Chile desde el año 1965 hasta 1968. En 1995 fue designado Presidente del primer directorio de la Sociedad de Escultores de Chile.

Ante la retrospectiva que está hasta fines de mayo en el Centro de las Artes 660 de CorpArtes, y que se traslada en la primavera al Parque Cultural Ex Cárcel de Valparaíso, llama la atención la fuerza, la de las esculturas mismas, como la que las hizo posibles, y la de la propia presencia del artista en una Visita Guiada de Antenna, sosteniendo todo ese trabajo y ese diálogo que siempre implica la exposición, sobre todo una de tal magnitud.

La sensación que produce la obra de Assler es similar a la que impone una ciudad del México precolombino, una cadena montañosa o una manada de animales enormes, monócromos y quietos. Él mismo habla de presencias ligadas al ser humano y a la naturaleza, dice que a veces no hay palabras para definir las preguntas que le hacen, que estas obras son simplemente sueños, sus sueños hechos realidad. Y las maquetas que también expone, sueños que aún no ha podido concretar.

Assler es autodidacta, fue integrante del Grupo Rectángulo, director del Museo de Arte Contemporáneo de Santiago de Chile, ideó el Parque de las Esculturas; se le otorgó tres veces el Premio Altazor y es Premio Nacional de Arte, entre muchas otras cosas. Sin embargo, lo que nos llega de él, no es el brillo de una historia contada por medallas, sino una obra bruta, pura y exorbitante. Vive en el Cajón del Maipo desde 1983, donde tiene su taller y una casa museo llamada Roca Negra, igual que su retrospectiva.

“Siempre digo que si no hiciera escultura sería grafitero. Por ese afán de escribir, de decir lo que te pasa. Yo prefiero la obra en la calle, porque en los museos tienen siempre la misma luz, las mismas condiciones, en cambio en la calle está cambiando, junto al paso de la naturaleza y el mundo”.

Recomendamos ver la exposición de Federico Assler es una experiencia múltiple, la materia y la forma, la historia y el presente, el arte y la ingenieria. Esa mezcla de aparentes opuetos que conforman el TODO único y diverso. Un buen ejercicio para unos ojos consultores y humanos.

Ref.: http://artishockrevista.com/2017/05/18/federico-assler-retrospectiva/

http://www.artistasvisualeschilenos.cl/658/w3-article-40011.html#biografia

 


Volver

Compartir