Blog

Origen del día del Trabajador

mayo 01, 2017 Gestacción

Una sangrienta historia se esconde detrás del 1 de mayo. Para saber los orígenes del Día del Trabajador hay que remontarse al año 1886, a Estados Unidos. Por aquel entonces, los trabajadores habían iniciado una lucha para lograr una jornada laboral de 8 horas. La filosofía era: 8 horas para trabajar, 8 para dormir y 8 para la casa. Hasta entonces, la única limitación que había en algunos Estados era la prohibición de no hacer trabajar a una persona más de 18 horas seguidas sin causa justificada. La multa por hacerlo era de 25 dólares.

En este contexto, el sindicato con más fuerza en el momento decidió que a partir del 1 de mayo de 1886 la jornada laboral máxima sería de 8 horas y amenazó a la patronal con una gran huelga si no accedían a su petición. Muchos trabajadores consiguieron su objetivo con la amenaza de la huelga. Los que no lo lograron iniciaron la huelga el 1 de mayo. En Chicago, los enfrentamientos entre los trabajadores y la policía fueron particularmente sangrientos y duraron cuatro días.

Tras tres días de huelga, el 4 de mayo se convocó una concentración en la plaza de Haymarket. Para ese momento, la tensión entre la policía y los trabajadores había alcanzado un punto álgido, tras los violentos choques de los días anteriores. Ese día, un artefacto explosivo estalló en la plaza de Haymarket, matando a un policía. Las autoridades responsabilizaron del crimen a los trabajadores y más de 30 personas fueron detenidas por sus ideas radicales.

Inicialmente ocho trabajadores anarquistas fueron condenados a muerte, aunque finalmente tres de ellos fueron condenados a prisión y cinco a la horca. Tres de ellos eran periodistas, uno tipógrafo y otro carpintero. En honor a la lucha por la jornada de 8 horas y en recuerdo de estas cinco personas, conocidos como 'los Mártires de Chicago', en 1889 se declaró el 1 de mayo el Día del Trabajador por acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, y fue a partir de ahí que – en mayor o menor medida – ese día se conmemoro el Día Internacional de los Trabajadores. Curiosamente en Estados Unidos es un día laborable y se fijó un día distinto – primer lunes de septiembre – como el día del trabajador por temor al fortalecimiento del movimiento y las reivindicaciones de los trabajadores si se dejaba el 1° de mayo.

Hoy en nuestro país es un día de reivindicaciones de diverso tipo y origen. La precarización laboral, las leyes de contratación y despido, el problema de las jubilaciones o la carrera docente, son sólo algunos de los temas que más preocupan a los trabajadores. Algunas consignas son sectoriales y otras son transversales, pero queda claro que más que un día de festejo, sigue siendo un día de conmemoración y una tribuna para que la sociedad toda pueda reflexionar y avanzar en la dignificación del trabajo con leyes que protejan, potencien y estimulen el trabajo.


Volver

Compartir