Blog

Liderazgo Filosófico

abril 11, 2017 Ana María López de San Roman

Comparto del Blog "Cuestión de Ideas" de Ana María López San Román, este interesante articulo sobre Liderazgo.

 

Los líderes tienen que estar adaptados a su tiempo, tal vez más que los demás,  por la responsabilidad  que tienen de dar respuesta a las nuevas situaciones. Pero, también es cierto que las características fundamentales que se reconocen a los líderes apenas han variado a lo largo de la historia, desde los autores clásicos que ya hablaban sobre el liderazgo hasta nuestros gurús actuales, es curioso observar que la esencia es la misma.

Si leemos las teorías de algunos autores llegamos a una conclusión común sobre lo que tiene que ser y tener un líder:

Platón en su diálogo “Gorgias” pone esta frase en boca de su maestro, Sócrates:

El líder ha de trabajar para mejorar las almas de los ciudadanos. Y dice más: La grandeza del hombre de estado, no consiste en satisfacer sus propios apetitos, sino en lograr que se introduzcan la justicia, la prudencia y las demás virtudes en el corazón de los ciudadanos.

Haciendo un paréntesis: Propondría enmarcar esta frase y ponerla en todas las sedes de los partidos políticos de nuestro país, tal vez se sintieran interpelados ¿?

Pero al margen de la política, lo que está claro es que el verdadero líder, es líder para otros y como tal tiene una misión.

Para Aristóteles, el buen líder será aquél que intente conseguir la felicidad plena de los ciudadanos en la polis. Ya sabemos que esa felicidad de la que habla Aristóteles es el culmen de una vida bien vivida, es decir guiada por la ética.

Agustín de Hipona va un poco más allá que Aristóteles y añade:

El propósito de todos los líderes es la mejora de aquellos a quienes lidera.

Podemos observar que el liderazgo inspirador no se ha inventado hoy. Estas frases y propuestas de nuestros clásicos bien podrían estar firmadas por cualquier gurú del liderazgo de hoy en día.

El CEO de General Electric , ilustra también en una de sus muchas frases conocidas,  la idea del liderazgo para otros…

leader

 

Esta es la clave!, la característica en la que todos coinciden: El éxito del líder reside en llevar a los otros a lograr su propio éxito. El papel de los líderes es generar más líderes no más seguidores!

Sabemos cómo tiene que ser un líder, pero ¿cómo se hace un líder? Sin entrar en el debate de si el líder nace o se hace. Mi opinión es que son necesarias las dos cosas. Existe un porcentaje de carisma que es personal e intransferible, pero también existen muchas competencias que se pueden adquirir, pulir o mejorar.

Para esto, el líder de nuestros días necesita formación siempre, formación en general pero en intangibles, en concreto. Formación en esas disciplinas que normalmente no son tenidas en cuenta, pero que son las que enseñan a pensar y a conocer a las personas.

El líder necesita más que nadie de la filosofía como disciplina que invita a pararse y a reflexionar, y además proporciona una visión histórica sobre la evolución del pensamiento humano, y las diferentes respuestas a las  preguntas fundamentales del hombre a lo largo de la historia. No hay liderazgo sin análisis previo, sin reflexión. Y en todo caso, muchos de los errores que se cometen vienen porque no existe este paso previo de análisis.

El liderazgo de hoy más que nunca necesita recuperar ese espacio de reflexión para poder ejercer la responsabilidad que tiene para con otros.

Reflexión, responsabilidad y diálogo con otros. Esas son las claves de los líderes inspiradores de hoy en día. El líder tiene que escuchar y compartir, buscar soluciones con los demás.

Paulo Freire, aporta una noción muy interesante a la idea de liderazgo: ve a un líder que asume al otro como sujeto en proyección que sueña, que anhela, que desea trascender su propia realidad, pero llevándola a la acción cotidiana.

En realidad el líder que hace crecer a los demás  y los conduce a su desarrollo, en realidad está asumiendo los sueños de otros y haciéndolos suyos para poder convertirlos en realidad. En esto consiste el verdadero desarrollo del talento, de otra forma, son palabras vacías.

Y es que…

Los hombres no se hacen en el silencio, sino en la palabra, en el trabajo, en la acción y en la reflexión. P. Freire.

Creo que todos estaríamos de acuerdo en señalar que con este cocktail de características y de preparación tendríamos un gran líder.

 

No sé si podríamos llegar al líder ideal de Platón, el filósofo Rey, hablamos de un liderazgo puro, de  aquél que no gobierna para sí mismo, sino sólo para los demás. Pero sí podemos acercarnos a un tipo de liderazgo filosófico, que reflexione, un liderazgo dialógico, que se forme en el diálogo con otros, y un liderazgo empoderador, que lidere con el ejemplo y haga crecer a los demás.


Volver

Compartir