Blog

El arte es una mentira que nos hace darnos cuenta de la realidad (Pablo Picasso)

marzo 17, 2017 Sebastián Maur

"El arte es una mentira que nos hace darnos cuenta de la realidad” (Pablo Picasso)

En 2016 tuve la suerte de visitar el Museo Reina Sofía en Madrid. Estaban presentando una fascinante exposición de Constant y su obra Nueva Babilonia. Me llevó toda la tarde –eso merece una reseña propia, en otro momento- y no alcancé a visitar la célebre obra Guernica de Pablo Picasso que retrata el horror del bombardeo de la ciudad del mismo nombre el 26 de abril de 1937, durante la guerra civil española.

Al día siguiente me iba de Madrid y tenía una última posibilidad esa mañana para ver la obra y la tomé. Me levanté temprano y fui nuevamente al Museo. Entré al salón del Guernica junto a un tumulto de turistas orientales y pude contemplar la obra y conocer algo de su historia. Me pareció imponente. Sin duda valió la pena el esfuerzo.

Un año después, entre el 13 de diciembre y 05 de marzo se ha presentado gratuitamente en el Centro Cultural La Moneda la exposición “Picasso: Mano erudita, ojo salvaje”, con obras del artista traídas desde el Museo Picasso de París.

Habiendo dicho durante meses “tengo que ir”, no fue hasta el sábado 04 de marzo que me dispuse a visitar la muestra a mediodía, sólo para desistir debido a la enorme fila de personas que copaban las rampas del Centro, esperando entrar. Todavía me quedaba una oportunidad más al día siguiente y la tomé. Me levanté temprano y aparecí por el Centro a las 08:45 del domingo. Ya estaba formándose cola por Teatinos. Sin embargo por Morandé quedé de número uno.  

La museografía era didáctica e iba guiando al espectador en forma cronológica por la obra del artista, aunque no estaban representadas completamente todas sus etapas, por ejemplo no vi lienzos de las etapas azul o rosada. Más bien la exposición se componía mayormente de bocetos y estudios, aunque no por ello menos interesantes.

La obra que más me gustó fue una escultura de guitarra cubista metálica del año 1924, porque se puede reconocer el objeto representado, a la vez que se identifica la descomposición de la figura característico del cubismo, pero en una representación escultórica.

Me llamó la atención que se mostraran varios bocetos de las Señoritas de Avignon –obra que se encuentra en el MoMA de Nueva York-, pero no se expuso ninguna imagen referencial de la obra para que el espectador la pudiese reconocer.
También había una sección del último periodo, más experimental y menos conocido de su obra, donde Picasso trabaja otras técnicas como la fotografía y la cerámica.

A la exposición asistieron más de 260.000 personas desde su apertura. Se disfruta ver el numeroso público que acude a estos eventos de cultura universal, que contribuyen a generar relaciones entre lo visual, la historia y el arte para llevarlo a nuestra cotidianeidad.

Picasso es un referente del arte del siglo XX, rupturista, innovador, osado. Muy influyente en las generaciones posteriores de artistas. En la exposición pude apreciar ciertos rasgos que posteriormente reaparecen en la obra de otros connotados artistas, como por ejemplo  Matta y Wifredo Lam.

Así como Picasso experimentó diversas técnicas y movimientos, en el trabajo de la consultoría se requiere cada vez mayor interdisciplinariedad: la matemática que fundamenta la investigación operativa con la ciencia social detrás la gestión del cambio, las formas tradicionales de resolver problemas con el desafío de incorporar nuevas tecnologías. El consultor debe estar en permanente formación.

La consultoría, así como el arte, la ciencia y otras actividades que requieren soluciones creativas, se sirven más del oficio que de la genialidad oportuna, de estructura y metodologías poderosas más que talento innato. Cierro con una cita del artista que podía ser leída durante la exposición y que me pareció genial para este espacio:
“La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”. 

 

 


Volver

Compartir