Blog

¡Gestacción a Mil!

febrero 15, 2017 Francisca González

¡Gestacción a Mil!

Desde la cultura fortaleciendo nuestro rol.

El Festival Internacional Santiago a Mil se realiza desde el año 1994 y tiene como foco ser un nuevo espacio para las artes escénicas, montando durante el mes de enero una serie de presentaciones de teatro, danza y música a cargo de compañías nacionales y extranjeras, siendo algunos espectáculos gratuitos y otros pagados.

¿Por qué para Gestacción este tipo de eventos es importante? Creemos que el hacer buena consultoría requiere que estemos desarrollando nuestro bagaje cultural, pues ello permite incorporar nuevos enfoques y formas de ver las cosas que permiten agregar un mayor valor a nuestros clientes. Incluso Gestacción ofrece un bono para fomentar la asistencia a eventos culturales. Creemos en suma que la consultoría también puede ser un arte.

Con ese norte, a principios de diciembre empezó a circular en nuestro equipo, la cartelera de espectáculos que traería la versión 2017, cuyo lema era #SinFronteras, donde cada consultor comenzó a señalar sus intereses para ver si se iba en conjunto.

En mi caso decidí ir a 7 espectáculos, descartando algunos que ya había visto durante el 2016:

  • Inti Illimani Histórico en el Teatro Municipal
  • Vida pasión y cueca de Pepe fuentes y Ester Zamora en el GAM
  • El Matrimonio de Eva Braun de una compañía alemana en el Teatro Municipal de Las Condes
  • Cordillera con Héctor Noguera, Jaime Vadell, Luis Alarcón y Hugo Medina en el Teatro Oriente
  • Parecido a la felicidad, primera obra escrita por Alejandro Sieveking y dirigida por Víctor jara
  • Rojo y Negro: Anita tijoux con Daymé Arocena (cubana) en el parque la Castrina en San Joaquín
  • Demonios con Néstor Cantilla y María Gracia Omegna entre otros en el Teatro Oriente

Cada espectáculo que vi cumplió el objetivo de cuestionarme e incorporar nuevas miradas, unos con más agrado que otros. En este sentido “Parecido a la Felicidad” podría decir que fue mi favorita. Una obra linda que plantea una temática actual pese a haber sido escrita en el 60’. Por otro lado ver a Anita Tijoux con Daymé Arocena en el parque la Castrina me hace seguir creyendo que hay una excelente respuesta de públicos más populares a este tipo de eventos y lo importante que es seguir democratizando su acceso. En el caso del espectáculo de Pepe Fuentes, vi cómo la cueca sigue siendo un baile que atrae y entusiasma a muchos, prueba de ello la cantidad de parejas que terminaron bailando espontáneamente. Por último, valoro la apertura del Teatro Municipal, desde hace ya algún tiempo, para hacer conciertos más populares, como lo fue el de Inti Illimani, que emociona siempre.

Al debe o esperaba más de Demonios, me pareció exagerada su puesta en escena y sus actuaciones. Y una decepción Cordillera. Un tremendo elenco que merecía un mejor guion sin agregar que los problemas de sonido perjudicaron aún más la obra.

Sigo siendo una agradecida que exista este festival, que presenta una buena selección de montajes y espectáculos del año y además trae a compañías extranjeras que probablemente, sin él, no llegarían a Chile. También es un agrado ver el espectro de público que concentra pese a que en muchos casos las entradas siguen siendo un lujo para el 80% del país. Así que para el 2018 ahí estaré de nuevo, y esta vez con más de alguien de Gestacción.


Volver

Compartir